Departamento Marítimo
Menú Principal

Departamento de Transporte Marítimo, Fluvial y Lacustre

La unidad funcional abocada a la planificación y gestión del transporte de barcos se denomina Departamento de Transporte Marítimo Fluvial y Lacustre. Las atribuciones del Departamento son:

a) Ejercer las funciones y atribuciones establecidas en el artículo 7° del D.F.L. N° 343, de 1953 y las demás que establezcan la normativa legal y reglamentaria vigente; y

b) Ejercer las atribuciones que, en su calidad de Autoridad Marítima Competente, le otorga el Convenio sobre Transporte Marítimo entre Chile y Brasil, aprobado mediante Decreto Supremo N° 676, de 1974

En términos específicos esto implica:

  • Ocuparse del fomento, organización comercial y eficiencia de la Marina Mercante Nacional y de todo lo que concierne al aspecto comercial del sistema de transporte marítimo.
  • Estudiar y proponer un plan de política de transporte marítimo, fluvial y lacustre en orden a satisfacer las necesidades del país y las de su comercio exterior.
  • Proponer la coordinación de los servicios de navegación comercial y las medidas que tiendan a conseguir su máxima eficiencia.
  • Presidir la Comisión Técnica de Facilitación y Simplificación del Transporte Marítimo creada por decreto N° 313, de 1996.
  • Presidir el Comité Sur Austral de Facilitación, establecida por Decreto N°133 de 2015, que modifica al Decreto N° 313, de 1996.
  • Promover el desarrollo de la marina mercante nacional y la conectividad Sur Austral en las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes.
  • Explorar las tendencias de evolución de la industria naviera y generar propuestas para estar preparados para dichos cambios
  • Efectuar la gestión administrativa y documental relativa al otorgamiento de waivers y reputaciones de naves mercantes extranjeras para dar cumplimiento a las disposiciones legales derivadas del Decreto Ley N° 3.059 de 1979, Ley de Fomento a la Marina Mercante y su Reglamento Decreto N° 237, del 2000.

 

Sector Marítimo

Actualmente alrededor del 90% del comercio mundial se transporta a través del transporte marítimo internacional. Sin él, no sería posible la importación y exportación de mercancías en la escala necesaria para mantener las economías del mundo. La expansión constante que sigue experimentando el transporte marítimo se traduce en beneficios para los consumidores de todo el mundo a través del bajo costo de los fletes. En nuestro país, el sector marítimo moviliza más de 114 millones de toneladas de comercio exterior, correspondiendo un 44% importación y un 66% a exportación (año 2015).

En términos de oferta naviera, en el año 2015 se registraron 7.300 recaladas de naves con bandera de conveniencia.

Actualmente operan en Chile 18 servicios regulares para carga de contenedores. En la tabla se aprecia su distribución por puerto de recalada.

La oferta de servicios regulares de línea es determinada por los navieros con base a una multiplicidad de factores. Entre los principales está el volumen de carga (importaciones- exportaciones), las economías de escala logrables con el emplazamiento de buques de mayor capacidad, la utilización del buque y su rentabilidad. Pero, la posibilidad de emplazar buques más grandes a un destino depende de la idoneidad de la infraestructura portuaria y de la conectividad terrestre y marítima .La tendencia de incrementar el tamaño de buques para reducri los costos por unidad transportada puede apreciarse en este gráfico que compara el histograma de eslora atracada en la región de Valparaíso para 2005 y 2015. Se observa un desplazamiento hacia naves mayores, mientras se mantiene alguna la presencia de naves menores, ampliando el rango de la oferta.

 

 

Cabotaje nacional

El total de carga transportada en cabotaje el año 2015 alcanzó el volumen de 7.505.224 toneladas, de las cuales, como se ve en gráfico N° 3, el 50% corresponde a granel líquido, 32% a granel sólido y el restante 18% a carga general.

 

Socios estratégicos

El Departamento Marítimo, Fluvial y Lacustre, trabaja en coordinación permanente con otras instituciones y organismos, públicos y privados, para la consecución de logros estratégicos que son de interés nacional.

Dirección General de Territorio Marítimo

 Sistema de Empresas Públicas

 Cámara Marítima y Portuaria de Chile

 Asociacion Nacional de Armadores A. G.

 Asociacion Nacional de Agentes de Naves

 Servicio Nacional de Aduanas

 Servicio Agrícola y Ganadero

 Servicio Nacional de Salud

 Policía de Investigaciones de Chile

 Asociacion Gremial ARMASUR

 Compañías Navieras

  • MSC
  • HAPAG-LLOYD
  • HAMBURG SÜD
  • MAERSK
  • CMA-CGM
  • NYK
  • COSCO
  • NACHIPA
  • ULTRANAV
  • MOL
  • K LINE
  • HYUNDAI
  • CSAV AUSTRAL SPA.
  • EMPREMAR
  • CMC

Empresas Portuarias

 

Proyectos 

Algunos de los proyectos relevantes y áreas de trabajo impulsadas por la unidad son:

Proyección de la oferta de servicios de línea

El objetivo principal del proyecto es determinar los tamaños de naves que prestaran servicios en Chile por ruta, así como las cantidades cargadas y descargadas en cada puerto, de manera que se satisfaga la demanda proyectada y el costo total sea mínimo para la naviera.

En una primera fase se realizó un estudio de opinión de expertos a quienes se solicitó un análisis de la oferta de servicios de línea y una discusión respecto de su evolución probable, que atenderán los puertos de la zona central de Chile.

Las principales conclusiones dicho análisis exploratorio apuntaron a que era razonable esperar que aumentara el tamaño de naves que sirven puertos chilenos, por ejemplo, el servicio a Asia tendería al uso de naves mayores (13.000 TEU), lo que acarrearía un menor número de recaladas. También se advierte el desbalance entre importación y exportación que llevará a acentuar la necesidad de movilizar contendores vacíos. Finalmente se proyecta que se acentuará el proceso de fusiones y adquisiciones entre navieras globales.

 

En una segunda fase, en conjunto con la Universidad Las Palmas de Gran canaria y financiamiento del BID, se elaboró un modelo matemático que permite estimar los servicios que atenderán en base a una demanda proyectada; predecir el tamaño de las naves que se utilizarán en los diferentes servicios; y determinar los lotes a embarcar en cada uno de los puertos de las rutas consideradas.

Las principales conclusiones fueron:

  • Todas las simulaciones apuntan al aumento del tamaño de las naves en las rutas de transporte marítimo que afectan a Chile.
  • Se confirma la necesidad de adecuar las infraestructuras portuarias chilenas a los grandes buques portacontenedores.
  • La gran cantidad de parámetros a definir para cada simulación impide hablar de un único resultado definitivo, aunque sí de claras conclusiones generales.

 

 

Ambos trabajos constituyen herramientas que contribuyen a la planificación de la infraestructura logística, necesaria para atender las futuras cargas de comercio exterior.

Impulso al cabotaje marítimo nacional

El transporte marítimo, fluvial o lacustre de pasajeros y de carga, entre distintos puntos del territorio nacional (cabotaje) está regulado por el Decreto Ley 3.059 de 1979, Ley de Fomento a la Marina Mercante y el Decreto Ley 2.222 de 1978, Ley de Navegación. Ambos cuerpos legales establecen restricciones para el uso de naves de bandera de conveniencia o el establecimiento de compañías con capitales extranjeros.

Como consecuencia de las restricciones y de acuerdo a los estudios realizados por MTT, el cabotaje en naves mayores se encuentra concentrado en muy pocos armadores, siendo el transporte de graneles líquidos el que presenta la más alta concentración, afectando la competencia en el transporte por vía marítima.

Adicionalmente, las cargas de comercio exterior se exponen a sobrecostos por la imposibilidad de usar los servicios regulares que ofertan las navieras extranjeras entre puertos chilenos y sin existir una oferta regular de armadores nacionales.

El Departamento trabaja en forma permanente en la búsqueda de soluciones normativas que permitan la incorporación paulatina de mayores niveles de competencia, y de un mayor desarrollo del sector, haciéndose cargo de los cambios que el país ha experimentado desde los años 1978/79, en que fueron promulgados los cuerpos legales que rigen en la actualidad la actividad.

Comisión Técnica de Facilitación y Simplificación del Transporte Marítimo

La Comisión Técnica de Facilitación se enmarca en el Convenio para facilitar el Tráfico Marítimo Internacional, suscrito en Londres, el 09 de abril de 1965; ratificado por Decreto Ley Nº 874 de 28 de enero de 1975 y promulgado como Ley de la República, mediante Decreto Supremo Nº 212 de 17 de marzo de 1975.

El objetivo es efectuar periódicamente análisis y/o estudios de la documentación marítimo-comercial y de los procedimientos operativos exigidos para la recepción, despacho, estadía en puerto de la nave, pasajeros y carga, y de la operatividad del sistema. También tiene la facultad de proponer las modificaciones legales, reglamentarias o de procedimientos, según corresponda, con el objeto de facilitar, simplificar y racionalizar la actividad del transporte marítimo, fluvial y lacustre.

Mediante Decreto 133 del 2014, se creó el Comité Sur Austral de Facilitación para las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes y la Antártica Chilena, al que le corresponderá apoyar las funciones de la Comisión Técnica de Facilitación la que propone a la Comisión Técnica de Facilitación las acciones o medidas que se estimen indispensables para la mejora de la conectividad y desarrollo marítimo-portuario de las regiones señaladas. 

Ambas instancias son público-privadas y en ellas se desarrolla un trabajo conjunto para la mejora y fortalecimiento del transporte de personas y cargas en el modo marítimo.

Departamento Marítimo